Apellido Becedas

Los primeros registros documentales que aparecen de este apellido en Baños de Montemayor son las partidas de matrimonio de los hermanos Andrés Hernández-Becedas Sánchez (1814-1878), y Teodoro Hernández-Becedas Sánchez (1822-1864), hijos de Fernando Hernández Becedas (Hervás) y Antonia Sánchez Bernal (El Cerro).

El primero contrae matrimonio dos veces: la primera con Ana María González-Rey (1816-1840) en 1835 y la segunda con Manuela Miña del Vado. (1820-1900) en 1841. En ambos matrimonios tuvo descendencia, pero sus miembros no llegaron más que a principios del siglo XX.

Partidas del primer y segundo matrimonio de Andrés Hernández-Becedas con Ana María González-Rey y Manuela Miña

Por su parte Teodoro Hernández-Becedas contrajo matrimonio con Petra Celestina Miña del Vado (1817-1911), hermana de la segunda mujer de su hermano Andrés, en 1843 en la parroquia de santa María. Sus descendientes llevan aún el apellido Becedas en primer término.

Partida de matrimonio de Teodoro y Petra Celestina 1843

En las partidas eclesiásticas se nos dice que Teodoro era natural de Palomero, en la provincia de Cáceres, aunque su padre era natural de Hervás, en la provincia de Cáceres y su madre de El Cerro en la de Salamanca, por lo que el apellido procede originariamente de Hervás.

El apellido “Hernández-Becedas” se mantuvo compuesto alternando con el “Becedas” hasta principios del siglo XX que pasó a denominarse “Becedas”, al menos así consta en las partidas tanto civiles como eclesiásticas de la época. Es por tanto una de las curiosidades de la genealogía y que ha ocurrido en la historia de otros apellidos de Baños de Montemayor.

Las profesiones son variadas entre los miembros de este apellido, destacando propietarios, industriales y fondistas. Industriales como los hermanos Eustaquio (1930-1982), Teodoro (1886-1984) y Ugolino Manuel (1894). Fondistas como Eloy (1853-1909), y propietarios como Germán (1885).

Teodoro Becedas llegó a cocinar para el rey Alfonso XIII en su viaje a Extremadura a su paso por Baños de Montemayor en 1922. Asimismo, fue reclamado por la infanta doña Isabel “La Chata” en su viaje a Béjar para que cocinara para ella. Siempre ha tenido el “Hotel Eloy” fama por su buena cocina.

Destaco el número de hijos que tuvo el matrimonio formado entre Eloy Becedas Miña (1853-1909) y Basilisa Regidor Pérez (1856-1938), casados en 1875 en santa Catalina y que tuvieron doce hijos, seis varones y seis mujeres, llegando a contraer matrimonio ocho de ellos.

Partida de matrimonio de Eloy Becedas y Basilisa Regidor, 1875 santa Catalina

Este matrimonio fue el que abrió el “Hotel Eloy” a finales del siglo XIX, en 1878 y que aún hoy permanece abierto al público.  

Fundadores del Hotel Eloy y fotografías antiguas y modernas del Hotel.

Los descendientes más jóvenes que llevan el apellido «Becedas» en primer término en Baños de Montemayor son Carmen (1963) y Julia Becedas Mezquita (1965), nacen del matrimonio formado por Manuel Gaspar Becedas Guardado (1921-1998) y Carmen Margarita Mezquita Morillas (1924-1992) que contrajeron matrimonio en 1961 en la iglesia del Salvador en Plasencia, Cáceres.

Los miembros más jóvenes que llevan “Becedas” de segundo apellido son Mateo (2004) y Carlota Bote Becedas (2007), hijos de Julia Becedas Mezquita y Mateo Bote Bonaechea.

 

El árbol genealógico contiene 155 personas repartidas entre 44 familias durante 7 generaciones.

Fotografías del algunos miembros del apellido Becedas

Haz clic aquí para descargar el árbol genealógico del apellido Becedas

Subir ↑